LA POLIMATÍA

Examinando reflexiones o críticas acerca del actual modelo de enseñanza en España, escuchamos habitualmente que el sistema educativo exige mucho tiempo de estudio, muchos exámenes, muchos deberes, es excesivamente memorístico, con muchos contenidos y pocas competencias, muy dado al maestrocentrismo… 

Bajo nuestro punto de vista, todas estas críticas pueden ser justificadas, pero nos parece que hay algo de lo que no se habla y deberíamos también tener en cuenta.

Cada vez desde más pronto se nos obliga a escoger una rama del conocimiento en las escuelas, ciencias o letras, humanidades o biología, historia del arte o química ya que debemos encaminarnos hacia distintas carreras universitarias que nos piden ciertos tipos de contenidos concretos.

Decía allá por el siglo XIX el catedrático de medicina José de Letamendi que quien solo de medicina sabe, ni de medicina sabe. Él además de médico, tenía conocimientos en antropología, filosofía, música, pintura y pedagogía y escribió más de 1000 artículos relacionados con estos temas.

“Quien solo de medicina sabe, ni de medicina sabe”

Jose Letamendi

Es por tanto una cuestión de enfoque de nuestra formación, de nuestro propio ser. La frase citada anteriormente puede resultar ciertamente provocadora, pero probablemente tenga gran parte de verdad. 

Hay pocas disciplinas que nos exijan conocer solo la disciplina propiamente dicha. Si no he desarrollado habilidades comunicativas o de comprensión del otro, no podré seguramente ejercer bien la medicina o sí no comprendo mi contexto social y la naturaleza del ser humano, es difícil que pueda ser un buen músico, pese a tener grandes dotes para ello.

Hombre de Vitruvio

El renacimiento, nace en Florencia y es la época que en la Europa Occidental precede a la Edad Media y antecede a la Edad Moderna o la época actual. Se trató de un proceso del renacer de la cultura, tras algunos siglos de predominio del dogmatismo del medioevo. 

Pasamos del teocentrismo al antropocentrismo, de ver a dios como centro de todas las cosas, a ver al hombre en dicho lugar. 

En este tipo de contexto y con determinados tipos de personas nace el concepto polimatía. La polimatía sería la transversalidad en el conocimiento. Un polímata es un sujeto que posee conocimientos que abarcan distintas disciplinas. Un ser humano con capacidades ilimitadas para su desarrollo y con capacidad sobre todo para establecer conexiones entre las distintas disciplinas.

Leonardo Da Vinci sería uno de los exponentes de la polimatía en el renacimiento. Fue pintor, anatomista, filosofo, escultor, científico, botánico, ingeniero, músico, poeta… Se decía que estudiaba hidráulica para comprender mejor el movimiento del cabello de las mujeres y poder así reflejarlo de mejor manera en su obra. Genio del renacimiento, con una capacidad ilimitada para la curiosidad, la cual probablemente fuera uno de sus grandes dones.

Porque no nos olvidemos que ser polímata, tiene más que ver con la voluntad, que con la capacidad. Nace de nuestra curiosidad, de tener vocación por aprender y así comprender mejor el mundo que nos rodea y probablemente conocernos mejor a nosotros mismos, qué como decía Sócrates, es condición sine qua non para alcanzar la felicidad.

Muchas personas relevantes han sido polímatas y han contribuido de manera notable al desarrollo de distintas formas de pensamiento a través de diferentes disciplinas. Desde Miguel Angel, pasando por Rousseau, María Montessori o el propio Albert Einstein.

Seres que fueron conscientes de la necesidad de conocer la variedad de áreas y contextos que contiene el mundo. Comprendieron que probablemente todo esté relacionado con todo, y observaron así el mundo cómo un sistema entrelazado, en el cual para extraer conclusiones no podemos mirar a los diferentes fenómenos de manera aislada.  Mirar el mundo desde la parte, seguramente empobrezca nuestra mirada.

¡Tu turno!

¿Que te ha parecido el post? ¿Cuál es tu visión sobre la transversalidad en el saber o la polimatía?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!


4 comentarios en “LA POLIMATÍA”

  1. Como siempre, muy interesante, principalmente en estos tiempos en los que, para llegar más rápido no se sabe bien adonde, nos olvidamos de lo que nos rodea. Hoy en día todo es super especializado en algo pero en detrimento de conocer o aprender sobre otras cosas, incluso las que pueden aportar a esa misma especialidad.
    Muchas gracias por el post.
    Saludos

    • Gracias por tu reflexión Liliana.
      Coincidimos, estamos extremadamente enfocados al saber instrumental. Conocer aquello que creemos que nos permite desarrollar mejor las tareas relacionadas con nuestro trabajo etc.
      Debemos de reflexionar en ese sentido, ¿Cual es el fin del conocimiento, del saber?
      Un saludo

  2. Tema interesante que no me había parado a pensar.Me he mirado a mi mismo y….joder si se hacer montón de cosas y tengo muchas habilidades para poder disfrutar de mi tiempo.No cabe duda que los seres humanos tenemos la capacidad de poder curiosear por mil esquinas , de conocer, de jugar , de disfrutar con todo aquello que en algunas ocasiones se nos da bien y eso posiblemente forma parte de nuestro talento mas significativo, y otras muchas cosas que van encadenadas y se acercan a nosotros o nosotros nos acercamos a ellas y las descubrimos emocionando e iluminado nuestra vida.Parece que son momentos de especialización en el terreno laboral y nos invitan a que estemos en eso.Poco tiempo nos queda en la vida después de una jornada larga y caravanas de coches que roban el tiempo en los desplazamientos para darse cuenta de la cantidad de recursos y de riqueza interior que podemos disfrutar.Tender a la polimatia es posiblemente la mejor manera de conectar con el potencial ilimitado que tenemos de disfrutar de la vida.Cada día es una sorpresa y vivirla de instante en instante mi deseo.No hace falta comparase con nadie en aquellas habilidades que nos gustan ya que caeríamos en un error de valoración que nos haría dejar el tema de lado, el primer paso es necesario para hacer el camino.Salud y ganas para continuar.

    • Ganas para continuar nos lo dan este tipo de comentarios en los que vemos que contribuimos a generar reflexiones sesudas y q contribuyen al enriquecimiento del blog.

      La capacidad de curiosear, de conocer, de descubrir… como dices sería la base de la polimatía. Esto lleva tiempo y muchas veces nos cuesta llevar a cabo tareas alejadas de los quehaceres cotidianos.

      Necesitamos ser rebeldes en este sentido, ir un paso más allá y mirar la vida desde distintos ángulos, distintas disciplinas, distintos enfoques… simplemente mirar para ampliar.

      Un fuerte abrazo

Deja un comentario