LA PAREJA: LA METÁFORA DE LAS MARIPOSAS

El mundo está lleno de mariposas. Todas ellas conviven, tratando de llegar alto, de progresar, de llegar cada vez más arriba o cada vez más lejos.

Las mariposas interactúan entre sí, con las que están más cerca, con las que entran en su perímetro.

De las mariposas que tenemos alrededor, unas nos ayudan a volar más alto, otras nos hacen descender, pero todas y cada una de las que nos encontramos generan algún un efecto en nosotros, de la misma forma que nosotros generamos algo en ellas.

Algunas mariposas deciden emparejarse. Se emparejan de muchas formas. Hay algunas mariposas que se pegan demasiado a otras, no quieren soltarlas, entorpecen sus vuelos, no les permiten seguir avanzando y como resultado ni siquiera ellas mismas avanzan.

En cambio hay mariposas que se emparejan de otra manera. Cada una vuela libre, aunque comparten la estela. A veces se alejan un poco, otras veces se acercan, pero siempre tratan de no aferrarse y no entorpecen de ningún modo el vuelo de su compañera.

Saben que cierta distancia, les permite contemplar el vuelo de su acompañante, y disfrutarlo.

Se sienten libres y se sienten unidas.

Y así, escribiendo bajo la sombra de nuestra parra, os dedicamos esta metáfora que dice que uno solo conserva lo que no amarra.

Mientras escribimos, las mariposas contemplan nuevos vuelos, nuevas estelas de luz y de libertad.

Si atrapas una mariposa con las manos, el polvo de sus alas se pierde y con él, su naturaleza. Vuelven a sentirse larvas, una y otra vez…

 

¿Qué tipo de mariposa soy yo? ¿Te apetece seguir leyendo?

Como siempre, te dejamos una serie de recomendaciones para que puedas maridar la metáfora.

Escrito: Sri Prem Baba

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. A nosotros nos gustan las imágenes y nos gustan las palabras.

Es por eso que compartimos esta maravilla de Srim Prem Baba, maestro espiritual brasileño.

sri prem baba

Video: Jesus Quintero, Monólogo «en lo que creo».

Jesus Quintero nos habla de sus creencias, del mundo que él se imagina. Toda una obra de arte. Algunos ejemplos:

«Creo en el amor, y sinceramente… creo que no hay límites, ni fronteras, ni códigos para dos seres que se unen en una vida, o en una habitación»

«Creo que el fondo de los mares es para el coral y no para los submarinos nucleares y creo la luna debe seguir siendo para los enamorados… no para bases de lanzamiento»

«Creo que si le hablas a una piedra con amor…  responde»

«Y creo que por todo lo dicho… por todo lo dicho… creo que soy el loco de la colina, ¿y tú qué crees?»

Canción: Joaquín Sabina, Mentiras piadosas.

¿Estamos preparados para que nuestra pareja nos diga siempre toda la verdad? ¿Es necesario hacerlo? ¿Somos capaces de convivir en una relación rutinaria y seguir creciendo? ¿Qué necesitamos para ello?

Son algunas preguntas que está canción de Joaquín Sabina nos plantea. Dejamos un par de estrofas de la canción:

«Yo le quería decir que el azar se parece al deseo

que un beso es solo un asalto y la cama es un ring de boxeo

que las caricias que mojan la piel y la sangre amotinan,

se marchitan cuando las toca la sucia rutina.»

 

«Yo le quería decir la verdad por amarga que fuera,

contarle que el universo era más ancho que sus caderas

le dibujaba un mundo real no uno color de rosa,

pero ella prefería escuchar mentiras piadosas.»

Libro: Pilar Sordo, Viva la diferencia

Tras años de investigación sobre las particularidades de los hombres y las mujeres, Pilar Sordo es una de las personas con más conocimiento sobre las diferencias de género.

Pilar empezó a estudiar sobre ello después de su ruptura matrimonial. Cómo psicóloga, quería tratar de descubrir cuáles son las diferencias entre hombres y mujeres que no dependen de la cultura, sino que son intrínsecas.

Nuestras formas de sentir, de expresarnos o de comportarnos son distintas y debemos de ser conscientes de ello para ser más empáticos.

Además del libro, Pilar tiene esta maravillosa charla en youtube, puedes verla aquí.

pilar sordo viva la diferencia

Película: Eric Bress y J. Mackye Gruber, El efecto mariposa.

Empezamos con mariposas y terminamos con ellas.

¿Cómo puede influir en el mundo que una mariposa aletee o decida no hacerlo?

Esta película nos habla de las repercusiones de nuestros actos, por pequeños que sean. Tenemos una capacidad enorme de influencia en los demás y debemos ser conscientes de ello.

De ahí la importancia de nuestras acciones. Como dice León Tolstói: «Todos quieren cambiar el mundo, pero nadie quiere cambiarse a sí mismo.»

Simplemente trabajando en uno mismo, podemos generar un efecto inmenso en los demás. Como cambiarían las cosas si nos aplicáramos esto…

Aquí os dejamos esta película para reflexionar sobre ello.

 

¡Tú turno!

¿Conocías alguna de estas recomendaciones? ¿Qué te pareció? ¿Conoces contenido que pueda invitarnos a reflexionar sobre la pareja?

¡Cuéntanoslo en los comentarios!

 

17 comentarios en “LA PAREJA: LA METÁFORA DE LAS MARIPOSAS”

  1. Muy bonita la metáfora de la mariposa y gran post en general, con reflexiones muy interesantes.
    La película hace mucho que la vi y tengo un muy buen recuerdo.

    Ánimo pareja!

    Responder
  2. Desde luego este blog no defrauda! Enhorabuena por el post.

    El de las relaciones sexuales y de pareja es un tema complicado. Desgraciadamente veo en este momento más desinformación que información al respecto. Engaños como el amor romántico de las películas tienen todavía mucha importancia en el imaginario colectivo. Es cierto que no estamos como en 1950, y yo en ese sentido soy optimista, pero quiz´a vamos un poco lentos para mi gusto.
    Especialmente lentos vamos en temas como las películas porno. Tal parece que se promueve un tipo de relaciones sexuales agresivas donde no hay ni rastro de intimidad, compadreo o búsqueda de placer de la otra persona. Incluso diría que se puede llegar a incentivar la cultura de la violación.
    Quizá éste sea un tema a tratar en posteriores entradas y me he adelantado en el debate! No tengo prisa!

    Saludos

    Responder
    • ¡Buenas Ángel!

      Siempre es un placer para nosotros recibir tus comentarios de calidad.
      La temática que propones nos parece muy importante y compartimos tu visión.
      Te `proponemos empezar a trabajar en un post futuro conjuntamente contigo.

      ¿Que nos dices?

      ¡Un abrazo!

      Responder
  3. Encantado de aportar mi granito de arena al proyecto!
    Por desgracia me temo que será demasiado literal mi aportación en forma de granito de arena debido a mi inminente paternidad, pero algo se podrá hacer. Temas interesantes en blogs interesantes lo merecen 😉

    Abrazos

    Responder
  4. Tanto el amor como la pasión, son puro fuego. Fuego que se apaga si no se le echa leña frecuentemente.

    La leña puede representarse de diversas formas; detalles, acciones , sorpresas… Incluso la libertad individual es pura leña. Cuando una persona ejerce su libertad, permite que su pareja la eche de menos. Al echar de menos a alguien, la valoras, la valoración se convierte en admiración y admirar es amar.

    En este sentido,hay una frase del Dalai Lama que me parece reseñable:

    «A quien amas, dale alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse».

    Respecto a las mentiras piadosas, qué necesarias son para ser feliz! La disyuntiva aparece cuando una persona no sólo desea ser feliz , sino que también desea vivir en una realidad…

    Un saludo , procrastinadores!!!

    Responder
    • Que bueno leerte Itzi, ¡te echábamos de menos!
      Muchas definiciones pueden hacerse del amor, ya surgió mucho debate en el propio post del amor.
      Fuego, leña, raíces, libertad, alas, motivos… desde luego muchos ingredientes hacen falta para que la llama siga latente.
      ¡muchas gracias por compartir tu reflexión de calidad con nosotros!

      Responder
  5. Aquí de nuevo tratando de decir algo sobre lo que probablemente no se casi nada, pero como soy un atrevido pues ……cada uno de nosotros somos únicos y respondemos por cuestiones varias a situaciones que se presentan de distinta forma. A mi me gusta levantarme tranquilo , desayunar, escuchar música , ducharme y ver a la persona que quiero tranquila, que me den un beso y me pregunte que tal estoy , que tengamos paz y sonrisas……..jajjaj ¿algo mejor?.Es verdad que la pareja te da la oportunidad de desmenuzar el amor y el cuidado y dárselo al otro con la atención que se merece.Parece que solo así las cosas funcionan, el resto posiblemente es ir tirando.Hay mucha tarea practica en la pareja condicionada posiblemente por el cansancio que supone dar respuestas a otro tipo de exigencias sociales , laborales etc, de la vida que llevamos.Priorizar la belleza del cuidado al otro es vivir de otra manera.Lo decía MANA en aquel disco chulo.AMAR ES COMBATIR. Saludos amigos , hace falta gente como vosotros que hacen de su sentido de vida una invitación a la reflexión conjunta.

    Responder
    • Muy buenas Saquito,
      Nos encanta que seas atrevido y que compartas con nosotros tus pensamientos.
      La interpretación de las cosas profundas y subjetivas siempre es una tarea individual de gran complejidad…
      Conocer las reflexiones y sentimientos de otros individuos siempre es un vehículo de aprendizaje.
      Es por ello que agradecemos una vez más tu contribución.
      ¡Hasta otra!

      Responder
  6. Es bonito y es hermoso incluso inspirador lo de la metáfora de la pareja con las mariposas.
    Aunque pienso que al trasladarlo a la condición humana, la cosa es más compleja…
    Somos seres duales en los que conviven lo humano con lo animal, lo racional con lo irracional y lo cerebral con lo pasional…
    Y si lo trasladamos a la pareja, pues ya son cuatro los que tienen que hacer esfuerzos para mantener un equilibrio.
    Creo que la libertad es la piedra angular sobre la que tienen que bailar todos estos perfiles: los humanos, los racionales, los cerebrales, los pasionales, los animales y los irracionales.

    Pero claro no es lo mismo la libertad para un lobo que para un vulgar humano.
    Un macho alfa intentará someter a todas las hembras y que ningún otro macho se acerque por por preservar la perpetuación de su genética. En cambio, en un adolescente se esperara de él unos gestos un poco más…. «empáticos» hacia lo que se supone que tiene que ser su pareja.

    No es lo mismo la pareja de hace 100 años que la que vivimos ahora en el que la humanidad ha dado pequeños pasos (o minúsculos) hacia la igualdad por lo menos en Occidente. La mujer occidental es mucho más libre para elegir hoy por hoy su pareja y la forma en la que vive su amor…
    El hombre también incluso, desde la homosexualidad.

    Las formas de vivir la pareja el amor son tantas como individuos hay. El quid de la cuestión reside en tener una concepción de la libertad sana en el que no se dañe a los demás por nuestra propia libertad.

    La pareja es algo más en nuestras vidas, nunca todo.

    La vida en pareja tiene que tener oxígeno porque si no lo tiene, es como el fuego, se extingue.

    Amar no significa vivir esclavo ni entregar todo al otro, es ser libre y no sentirse culpable por tomarse atribuciones que erróneamente algunos pueden considerar no aceptables en una relación de pareja. (Este tema podría dar para otro post…. Jajaj…)

    Esta es una idea de nuestros antepasados que aún prevalece en nuestro inconsciente colectivo, que nos hace sentir incómodos cuando nos tomamos alguna libertad, y hasta nos atrevemos a juzgar a los que han superado esos ancestrales prejuicios y viven una vida más independiente.

    Responder
    • Hola Rabo de NUbe,
      En efecto, el tema es realmente complejo y hay muchos matices que aparecen. Lo que aquí hacemos no deja de ser una generalización, que como toda generalización, se deja cosas fuera.
      Probablemente tus comentarios sirvan también de diálogo, para ofrecer entre todos una visión más completa de este asunto tan complejo.

      Responder
  7. El tema de Sabina…muy bueno.
    El señor del bombín es un experto en estos terrenos…

    Pero al recordar los temas de Sabina , me ha venido a la cabeza otro grande cuyas letras , en este sentido, no tienen desperdicio…
    Nuestro querido Aute.

    Aunque él mismo definió sus creaciones como, fundamentalmente, canciones de amor; la política y la filosofía entran y salen de esas letras románticas y eróticas sin hacer ruido pero dejando un poso de compromiso inconfundible. Desde la masturbación, el sexo, la infidelidad o incluso el poliamor, pocas maneras de explicar los complejos matices las relaciones emocionales y carnales como escuchar sus canciones.

    A ver si soy capaz de escoger uno sólo para añadir mi granito de arena a vuestro maridaje…

    Responder
    • Sin duda, aquí también somos muy de Luis Eduardo. Muchas gracias por las aportaciónes y por esos dos grandes temas que compartes. Sin duda ahora el post queda más completo.

      Responder
  8. Veo q no se publicó el último apunte que hice… era sólo un «añadido» a vuestra metáfora:

    «Y así, escribiendo bajo la sombra de nuestra parra, os dedicamos esta metáfora que dice que uno solo conserva lo que no amarra.»

    «…y sin tenerte, te tengo a vos…y tengo a mi guitarra» 😉

    Un saludo, procastinadores. Un placer leeros.

    Responder

Deja un comentario